Próxima Generación busca promover la conversación sobre datos y problemas de interés público en áreas o enfoques que todavía no se encuentran tan explorados en América Latina.

Hace unos meses lanzamos una convocatoria para que personas investigadoras y expertas pudieran proponer temas y perspectivas novedosas de investigación. Lo hicimos porque queremos sumar una nueva generación de voces y enfoques a las discusiones de la región.

Con Próxima Generación quisimos ampliar el rango de temas y problemas sociales que abordamos desde ILDA, en esta primera ronda de selección nos enfocamos en aquellos temas que sabemos que son clave para la región y que todavía no habíamos abordado en su total complejidad.

Se realizó un proceso de selección que incluyó una evaluación y un análisis profundo de las propuestas con la ayuda clave de un Comité de Selección. Eso nos permitió seleccionar a un grupo de personas, que si bien es pequeño, nos ayudará a pensar y replantear algunos temas y enfoques diversos en América Latina.

Desde ILDA les presentamos las 4 investigaciones elaboradas en esta primera fase de Próxima Generación y que abordan los siguientes temas:

Datos sobre migraciones

La migración es actualmente uno de los temas de política más controvertidos en América Latina. Los países latinoamericanos no se encuentran preparados para enfrentar este fenómeno emergente y enfrentan varios desafíos. Los gobiernos a menudo no pueden proporcionar información exacta sobre el número de migrantes, ofrecer servicios que aseguren su dignidad y derechos, y mucho menos, políticas que les ayuden a integrarse con éxito en sus nuevos hogares.

La migración a menudo se usa como chivo expiatorio para otros problemas en las sociedades de acogida. Asimismo, a este escenario se le suman las medidas para restringir la entrada de extranjeros debido a la pandemia de COVID-19.

En este contexto, es clave comprender mejor cómo los enfoques de datos y datos abiertos pueden abordar los desequilibrios históricos y apoyar la inclusión. Esta investigación contribuye mediante el entendimiento del estado actual, a construir mejores políticas públicas, tanto de recepción de migrantes como manejo de diásporas.

Por la relevancia de este tema es que la propuesta de Maria Esther Cervantes fue seleccionada para comenzar a explorar este tema y para que nos ayude a pensar como los datos pueden contribuir a la solución de este problema tan acuciante.

Datos y sectores culturales

El sector de las artes y la cultura, en un sentido amplio, todavía no ha integrado una agenda de los datos abiertos en sus estrategias de desarrollo y fortalecimiento de procesos de gobernanza democrática. Esta situación se manifiesta en toda América Latina, no solo a nivel de gobiernos nacionales (en Ministerios y Consejos de Cultura) así como sub-nacionales (municipios y gobiernos regionales), sino también a nivel de instancias regionales (Mercosur) y globales (UNESCO y UNCTAD, por ejemplo).

Una apuesta por un gobierno abierto para la cultura, como sector, supone transformar sus estructuras, dando poder a sectores que han estado históricamente impedidos de participar en los procesos que definen prioridades de desarrollo cultural. Esta es la promesa de los datos abiertos. Es decir, para lograr mayor diversidad cultural se necesita una mayor democracia cultural y modelos de gobernanza cultural transparentes, participativos y abiertos.

Bajo esta premisa es que Mauricio Delfín propone explorar las posibilidades de los datos en el sector cultural de América Latina y, de esa manera, nos ayudará a comprender un sector donde las políticas e iniciativas de datos no han sido debidamente exploradas hasta el momento.

Datos sobre la violencia contra personas de la comunidad LGBTIQ+

En paralelo al trabajo que ILDA lleva adelante en términos de inclusión a través de investigaciones en temas de violencia de género y feminicidio, así como la incorporación de mujeres a espacios como el de contrataciones públicas, es necesario sumar a otros grupos que necesitan ser visibilizados e incorporados con pleno ejercicio de sus derechos en las sociedades de la región.

De esa manera, la propuesta de Daniel Villatoro propone capturar,  almacenar y analizar los datos relacionados a la violencia en contra de personas LGBTIQ+. En específico, esta investigación se centrará en los asesinatos y lesiones por prejuicio, comúnmente conocidos como crímenes de odio en Guatemala.

Sesgos de género en la producción de datos geográficos

En la misma línea temática de inclusión social, Selene Yang propone investigar sobre la producción de datos geoespaciales abiertos para entender cuáles son los sesgos de género que atraviesan a quienes producen las bases de datos geográficos y cartográficos, para proponer cerrar brechas de género desde una visión inclusiva, abierta y colaborativa del uso de datos.

Esta investigación aporta desde una mirada feminista, elementos a considerar en la recolección, procesamiento y divulgación de datos geoespaciales, más acordes a la realidad de las poblaciones que habitan los espacios geográficos.

Creemos que las investigaciones seleccionadas nos ayudarán a avanzar la agenda de datos en diferentes sectores y problemas en América Latina.

En los próximos meses estaremos trabajando para poder realizar nuevas convocatorias o llamados de investigación, que nos permitan sumar más investigaciones de Próxima Generación.