Los datos geoespaciales cobran cada día mayor relevancia en la discusión de la agenda pública, ya sea por contextos como la lucha contra la pandemia por el SARS-Cov2 (COVID19), como por la lucha por la defensa de los territorios, los recursos naturales, la visibilización de las luchas feministas alrededor del mundo.

Esta investigación busca desarrollar un análisis sobre la producción, consumo y reproducción de datos geoespaciales desde una lectura y reflexión ética y feminista a partir de una revisión en la evolución de las discusiones desde la geografía crítica, la ética feminista y la cartografía colaborativa.

El objetivo de esta investigación es contribuir a la discusión sobre la evolución y nuevas formas de leer la disciplina geográfica en clave feminista y colaborativa; los alcances, impacto y repercusiones que tienen las visualizaciones geográficas en las personas, espacios y fenómenos que son representados. A partir de estas discusiones se generaron una serie de recomendaciones de prácticas de mapeo ético conjunto a las reflexiones feministas que acompañan cada dimensión del proceso.