En Contrataciones Abiertas, Investigación, Noticias

Participantes del foro global de contrataciones abiertas. Crédito de la foto Open Contracting Partnership 2017

Han sido meses intensos para las contrataciones abiertas en América Latina, desde las distintas actividades que acontecieron en San José de Costa Rica, Buenos Aires, y recientemente en el evento OCGlobal17. En este evento hubo una gran participación de América Latina y debates que seguramente tendrán un impacto en la región.Aquí presentamos una serie de puntos que nos parecen relevantes para nuestro contexto

1 . Contrataciones Abiertas ¿ De qué estamos hablando?

Para quienes trabajamos en el campo de los datos abiertos y la tecnología cívica el término contrataciones abiertas parece bastante claro: información que se encuentre disponible, sobre las contrataciones que realiza el Estado, publicada en formatos electrónicos abiertos. El estándar de contrataciones abiertas (OCDS) es una forma de publicar estos datos, con una determinada estructura, que permite luego su mejor re-uso. Pero también cuando hablamos de contrataciones abiertas, nos referimos a los procesos que llevan al sector público a contratar, y no solo a los datos de estos procesos. Nos referimos, no solo a lo que el sector público compra, sino a los distintos tipos de contrato que el Estado puede tener y que incluyen asociaciones público-privadas, concesiones, etc. Los actores reunidos en OCGlobal traían consigo todas estas interpretaciones acerca de lo que son las contrataciones abiertas y claramente, no eran lo mismo.

Contrataciones Abiertas ¿A quien le estamos hablando?

El público inicial de contrataciones abiertas (al menos en América Latina) fueron oficiales de gobierno, personas con experiencia en datos, y algunos actores de la sociedad civil vinculados a las temáticas de transparencia, acceso a la información pública y periodismo de datos. Para muchas oficinas de gobierno, la agenda de contrataciones abiertas les da la oportunidad de mejorar su infraestructura de datos, proveer análisis acerca de en que se gasta más y conectar esto con la toma de decisiones pública. Como han demostrado los colegas de Artículo 19, aún persisten muchas dificultades para el acceso a la información de los contratos en Brasil, con mucha información retenida sin justificaciones relevantes. También en el caso mexicano, el monitoreo de obras públicas como el aeropuerto de la Ciudad de México presenta dificultades en términos de la información disponible y su monitoreo. La rendición de cuentas, la eficiencia estatal y la transparencia siguen siendo problemas en el cuál el enfoque de contrataciones abiertas puede ayudar, y donde el problema está lejos de ser exclusivamente tecnológico o de estandarización

Pero, por otro lado, las contrataciones abiertas- de forma similar a los procesos de datos abiertos- son una excelente forma de dinamizar debates y acciones en torno a los problemas más apremiantes de nuestras sociedades. El caso de presentado por María Angulo, de la ciudad de Bogotá  en materia de alimentación infantil, es un buen ejemplo de cómo al mirar lo que se paga, se puede conectar con los estándares de servicio y entrega necesarios para que los estudiantes de la ciudad tengan la nutrición adecuada en sus escuelas. Y en esta historia de Bogotá no han faltado las demandas judiciales de gente poco contenta con la apertura de esta información. En este sentido aquí es donde genuinamente hay una oportunidad de llevar los datos a la acción, pero requiere- en varios sectores y países, de una combinación de conocimientos de policy, gestión y tecnología, y crucialmente de actores a nivel local y regional que entiendan contexto y puedan compartir estas lecciones.

Contrataciones Abiertas ¿Para qué quiero un estándar si ya tengo un sistema de compras públicas electrónico?

Una pregunta recurrente por varias personas que asistieron a la conferencia ha sido ¿por qué se requiere publicar la información de forma estandarizada, si ya existen sistemas electrónicos de compras públicas? Un estudio que realizamos desde ILDA con la Red Interamericana de Compras Gubernamentales (RICG) indicó que pocos países se encontraban en condiciones de publicar en OCDS, aún cuando tuvieran en algunos casos, sistemas de e-procurement. Existe una discusión pendiente en la región acerca de cómo y sí los nuevos sistemas de compras públicas podrían incorporar por default el estándar OCDS, así cómo de qué manera se puede asistir a la traducción y localización del OCDS a las distintas realidades nacionales. Dicho esto, la ventaja más obvia es que la lógica de estandarización abierta permite la re-utilización de los datos por parte de terceros para distintos fines y la integración con distintos tipos de contratos que no necesariamente se encuentran cubiertos por el sistema de compras públicas.

Contrataciones Abiertas ¿Qué tantos sabemos de sus beneficios?

El campo de las contrataciones abiertas es joven y existen algunos estudios que indican el valor de abrir los datos, siendo el caso más citado el ejemplo de Ucrania. En este país su sistema de contrataciones públicas fue diseñado desde cero teniendo en cuenta el principio de contrataciones abiertas, el uso del estándar y un nuevo sistema innovador para la realización de compras y para el monitoreo de la ciudadanía. Sin dudas es un caso documentado, pero con circunstancias muy peculiares, entre ellas la posibilidad de partir de cero. Para una región como la nuestra, con al menos quince años de historia en temas de e-procurement, el caso no necesariamente aporta luces sobre cómo adaptar un nuevo estándar a infraestructuras técnicas y legales heredadas. A su vez – lamentablemente – nuestra región tiene algunas prácticas administrativas heredadas que no son del todo comparables. Y aún permanece bastante ausente de este debate, el sector privado, quien posiblemente sería un gran beneficiario de esta agenda

Contrataciones Abiertas: Aún precisamos herramientas

A pesar de la gran cantidad de debate sobre las contrataciones públicas aún precisamos herramientas que hagan tangible el monitoreo de las contrataciones, en función de los distintos usuarios. Aún estamos lejos de los “fixmystreet” o “quesabes.uy” de las contrataciones públicas porque necesitamos los casos de uso, que necesariamente requerirán experimentación, prueba y error y conexión con las comunidades claves de usuarios. También precisamos herramientas que permitan de forma medianamente estandarizada chequear quien cumple y no con la publicación de cierto tipo de

Contrataciones Abiertas: Datos, transparencia y rendición de cuentas no son lo mismo

En general, esto no debería ser sorpresa para nadie que haya trabajado en temas de transparencia, información y datos. Que existan datos, no significa que una institución o contrato sea transparente. Que los datos se encuentren en un formato determinado, no garantiza per se que sean usados por quienes deban y que existan las capacidades para que las organizaciones puedan hacer rendir cuentas, en contextos políticos no del todo favorables. Pero sigue siendo mejor tener información estructurada, que no tenerla.

Contrataciones Abiertas: el camino para América Latina

Existe mucho talento en América Latina trabajando en materia de transparencia, datos abiertos, tecnología cívica y contrataciones públicas. OCP, Hivos, IDRC y Avina – ALTEC, el Banco Mundial, la OEA a través de la RICG  son actores que desde sus lugares han comenzado a trabajar este tema, y en particular países Argentina, Uruguay, Chile, Colombia,  Guatemala, Paraguay y México han mostrado un creciente compromiso en este tema. Pero estamos aún bastante lejos de demostrar impacto y tornar a las contrataciones abiertas en genuinos mecanismos de lucha contra la corrupción, o que ayuden a disparar procesos de transformación social. El camino para esto dependerá mucho de cómo se configure el rompecabezas entre política, infraestructura y uso para avanzar cambios en la sociedad, y crucialmente del involucramiento de buena parte del sector privado en esta agenda. Desde ILDA, estamos dispuestos a contribuir para asegurar que este campo evolucione de forma coherente, informada y entregue el valor que promete a América Latina. Sobre todo creemos que aún hay mucho que aportar a nivel de aprendizaje colectivo, transferencia de conocimiento y experimentación en ésta área, que debería involucrar a gobiernos y sociedad de estos países a nivel regional nacional y local.  En las próximas semanas, junto con nuestros socios, estaremos anunciando acciones concretar para avanzar esta visión en la región.

 

 

Comienza a escribir y presiona la tecla enter para buscar