En Noticias

((Crédito fotografía))

Hace seis años, el proyecto ILDA nació para explorar los impactos emergentes de los datos abiertos en América Latina. Ha pasado mucha agua bajo ese puente. Hoy no tenemos que explicarle al mundo qué son los datos abiertos, ni para qué sirven. Actualmente, nos encontramos con una creciente institucionalización de espacios de trabajo y políticas, así como también un mayor número de organizaciones trabajando para sostener lo que hace 6 años apenas se vislumbraba en una tarde de invierno Montevideana.

Desde aquel momento a la actualidad mucho ha cambiado. No solo enfrentamos nuevos desafíos para la transparencia y la democracia en América Latina, sino que la apertura de datos trajo aparejada nuevas preguntas acerca de cómo usarlos. Mientras esto sucedía, toda la sociedad ha sido interpelada por el movimiento feminista visibilizando la exclusión que sufren mujeres, así como otros grupos excluidos en América Latina.

En este contexto, ILDA se transformó en una organización, con el objetivo de potenciar nuestro trabajo con la gran comunidad aliada que ha emergido en estos años y para continuar explorando, aportando y promoviendo una visión desde América Latina hacia el resto del mundo. En nuestra estrategia podrán ver que los próximos 3 años de ILDA estarán focalizados en seguir:

  • Promoviendo la transparencia y eficiencia en los gobiernos de América Latina. La batalla por más y mejores datos aún no está ganada, a pesar de los avances. Mucho queda por hacer para innovar y mejorar, tanto en la apertura de datos como en su uso por parte de la sociedad.
  • Trabajando desde los datos para visibilizar los problemas que enfrentan las mujeres y otros grupos excluidos en la región, así como promoviendo una participación igualitaria. ILDA no es ciega a la desigualdad estructural que sufren las mujeres en América Latina y busca, a través de proyectos concretos, contribuir con soluciones.
  • Explorando el uso y los dilemas éticos asociados a nuevas técnicas y políticas intensivas en datos. En la medida que la inteligencia artificial es adoptada por los gobiernos, nuevos desafíos emergen sobre su uso, particularmente en aspectos éticos.
  • Apoyando a sostener e incrementar la comunidad datera latinoamericana. Hay una gran comunidad datera trabajando en América Latina pero debemos hacer más en términos de diversidad e inclusión.

ILDA estructurará su trabajo a través de:

  • estudios comparados que generen evidencia;
  • acompañamiento a desarrollo de prototipos;
  • actividades que favorezcan el diálogo;
  • capacitación a actores de gobierno y sociedad civil;
  • Convocando a nuevas voces y referentes en estos temas, para que exista más investigación y voces de la región en temas clave.

Este trabajo, lo haremos basado en principios que la organización tiene como postulados inherentes a su accionar. En este sentido, ILDA se define latinoamericana, datera, independiente, participativa y promotora de la igualdad sustantiva. En la medida que avancemos, estos principios se verán reflejados en nuestra organización y en nuestro trabajo con organizaciones socias.

Desde ILDA creemos que los cambios sostenibles sólo se logran trabajando con otros socios/as de forma colaborativa. Esta estrategia pretende facilitar el entendimiento para ver qué caminos podemos recorrer juntos y es un aporte para que parte del futuro digital sea más abierto, igualitario e inclusivo.

La versión extendida de la estrategia la pueden leer en nuestro espacio público en Zenodo.

Comienza a escribir y presiona la tecla enter para buscar